sábado, marzo 24, 2007

mi pequeña cicatriz.... es tu gran historia....


Hace mucho que no escribo sobre Colombia... y chateando hoy con mi gran amigo Andrés, me vino esa frase a la cabeza que está en una canción de otro gran Andrés, el Cabas (canción La Conquista..) y la relacioné con ese pedazo de país.

Si tuviera que resumir lo que de Colombia me ha impresionado , yo -que soy muy buena sintetizadora- , no sería capaz en este blog de describirlo, pero lo voy a intentar: el año pasado estuve en dos ocasiones, en mayo y en noviembre y la verdad es que encontré Colombia tal como la había imaginado por las descripciones que de ella hicieron mis maridos (mi ex, que anduvo por allí trabajando y estaba literalmente enganchado con ese país y mi actual, que es de la tierra).

Colombia es VERDE. Sobre todo, VERDE..... y BELLA. Es el país de la BELLEZA. Cuando vas por sus carreteras, caminos, los ojos se te salen queriendo verlo todo, todo y no sabes qué es más hermoso si los arrozales, las garzas, el cielo, las montañas aaaaaaaaaaaggggg para una andaluza acostumbrada a este medio desierto que tenemos aquí, ver tanta agua y tanto verde es el colomo de la felicidad. En definitiva, como diría mi amigo Jozulín... en dos palabras: IM-PREZIONANTE.

También es el país de los CONTRASTES: justo donde existe la más dulce amabilidad: buenas tardes, sí señora, a la orden... existen los crímenes más retorcidos que se puedan imaginar; un poné (un ejemplo): me contaron que después de haber matado a un poli, su cadáver lo vaciaron y rellenaron de explosivos para que estallara cuando fueran a recogerlo, lo que en efecto ocurrió y murieron 9 policías más. Jesús.... :(

Las MUJERES colombianas sorprenden por su belleza: en el rostro, en el cuerpo, en los andares. Se mueven bailando, contoneando las caderas, con una naturalidad... Llevan esa belleza natural que no las hace ser unas creídas ni unas estiradas; sonríen como diciendo: así me hicieron, así soy yo... Ves chicas guapisimas por todos lados, desde las grandes avenidas de Bogotá hasta el pueblito más perdido en el interior del Tolima.

Los CHICOS colombianos no son tan guapos, por lo menos no se ven tantos por la calle como las chicas... Además, como hay más mujeres que hombres allá, pues eso, es un paraíso para ellos... que suelen aprovechar para hacer niños y tener varias mujeres. Luego, son ellas las que los sacan p´alante...

Bueno, de la COMIDA, mejor no hablar; se come mucho y muy bueno, por todas partes. En eso, no hay pobreza, todo el mundo tiene para una almojábana o un chuzo. Y pa qué hablar de las frutas... uyyyyy esas pitayas, guanábanas, papayas, y los chontaduros, jejejeje con propiedades afrodisíacas -dicen, porque yo los probé y no me hicieron mucho efecto, será que hay que comerlos por toneladas-.

En fin, de Colombia hay como para escribir horas y horas... Sólo una cosa añadiría: ojo, queridos amigos y amigas colombianos: no os neguéis en negar la realidad. Allí hay serios problemas y no podéis vivir de espaldas a ellos. Esto no es mala propaganda, sino un consejo: recordad que, como decía CAMUS, "...sólo se es feliz en la senda de la realidad....". Toma ya.

0 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home